SIERVAS DE JESÚS DE LA CARIDAD
SIERVAS DE JESÚS DE LA CARIDAD

La Esperanzada una experiencia para la vida.

¿Qué es la Esperanzada?

       

     Es una peregrinación propuesta y preparada por la Pastoral Vocacional de la Diócesis de Cartagena.   El recorrido es desde la Basílica de la Cruz de Caravaca hasta el santuario de nuestra Señora de la Esperanza en Calasparra. El objetivo principal es la experiencia de caminar juntos: religiosas, religiosos, sacerdotes, seminaristas y toda persona que busca un encuentro más profundo con el Señor, con la finalidad de ser signo de esperanza para quienes los ven recorrer calles o descampados hasta llegar a la meta: El Santuario Nuestra Señora de la Esperanza en Calasparra (Murcia).  La fecha señalada para hacerla es el cuarto domingo de Pascua, Jornada de Oración por las vocaciones.        

Todo empieza el viernes anterior, día en que partimos en autobús desde el Seminario Mayor de Murcia hasta la Basílica de Caravaca de la Cruz, lugar donde damos inicio a la peregrinación habiendo adorado la Santa Cruz y recibido la bendición como peregrinos que somos.     Este año participamos Sor María Jesús y Sor María de la Luz.    Fue una experiencia llena de fe, rica en valores religiosos y desbordante en gracias espirituales. Tuvimos la oportunidad de compartir y celebrar nuestra fe con jóvenes venidos de toda la Provincia.    Más de uno se nos acercó para preguntarnos cómo habíamos decidido ser religiosas.   Una vez en nuestro destino, la mañana del domingo celebramos la solemne Eucaristía presidida por nuestro Obispo D. José Manuel Lorca Planes.   Bajo el amparo de la Madre nuestro Pastor nos exhortó a mirar constantemente a la Madre y al Hijo, para que en nuestro peregrinar del día a día sepamos ser fieles al amor y a la vocación recibida, y para aquellos que aún no se deciden a decir sí a la invitación del Señor les dijo: sed valientes y arriesgaos a seguir al Buen Pastor. 

    Personalmente, nos ayudó a valorar  nuestra vocación como bautizadas y a renovar la certeza de que solo por la gran misericordia del Señor nos encuentramos en este camino de la vida consagrada: ser religiosa, seguidora del Señor y por tanto, invitada a imitar su vida.     Fue hermoso poder ver y hacer este camino con otras personas que sienten deseo de conocer y entregarse más a Jesús, pues eso es lo que hace que se cree un ambiente muy cercano de familia, lo cual nos llevó a compartir juntos experiencias en el seguimiento de Jesús.

Comunidad de Murcia

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Siervas de Jesús - Provincia Virgen del Pilar